Guatemala Comunitaria

COMUNICADO DE FESTIVALES SOLIDARIOS  ANTE AGRESIÓN SUFRIDA EN SANTO DOMINGO XENACOJ

 

Festivales Solidarios es una colectividad de artistas, gestores culturales y comunicadores comunitarios que desde el año 2013 realizan actividades artísticas y culturales que se solidarizan con las comunidades que protegen la vida y el territorio y que por medio de la música y la lúdica acompañan las resistencias de varios pueblos que defienden sus derechos.

El pasado sábado 16 de abril del año 2016, se celebró el festival comunitario Rujotay Quchuq’a’ organizado por el colectivo KojK’astaj Xenakoj en el parque central del Municipio de San Domingo Xenacoj del Departamento de Sacatepéquez.

El evento artístico y cultural concluyó alrededor de las 23:00 horas del mismo día. Al terminar, las y los miembros de Festivales Solidarios que asistieron al evento: Lucía Ixchíu, Sara Curruchich, Laura Penados, Ixmucané Choy, Marcos Hernández y Carlos Cano, se retiraron y buscaron algo de comer en las ventas cercanas al parque central, cuando se percataron de que había un grupo de aproximadamente 100 personas vestidas con túnicas negras, máscaras y pasamontañas. Quienes además estaban armados con pistolas tipo rifle, machetes, mangueras y palos.

Esta situación nos sorprendió pues no teníamos conocimiento de la existencia de grupos armados no estatales e institucionales en dicho municipio.

Este grupo armado rondaba en los alrededores del salón municipal dónde se desarrolló el evento, situación que nos generó temor. Al terminar de comer, el grupo de Festivales Solidarios acordó en retirarse a descansar.

Nuestra compañera y compañero, Lucía Ixchíu y Carlos Cano, abordaron su vehículo para regresar a la ciudad capital. Mientras salían del municipio hacia la carretera interamericana se percataron de que eran perseguidos por dos vehículos tipo Pickup, modelo Hilux, que tenían placas oficiales, los cuales les hacían señales con las luces para indicar que detuvieran la marcha. Les fue interceptado el paso e inmediatamente fueron rodeados por alrededor de 12 personas que portaban pasamontañas, algunos con uniforme verde olivo y otros con uniforme negro y armas de alto calibre (AK47). Al ser detenido el vehículo, Carlos Cano mostró su credencial laboral a los sujetos armados y al ver que dicha acreditación pertenece a una agencia de cooperación internacional, les dijeron en ingles que se fueran de allí, reaccionando inmediatamente huyendo del lugar.

Paralelo a este hecho, las compañeras y el compañero, Sara Curruchich, Laura Penados, Ixmucané Choy, Marco Hernández y las compañeras del colectivo Casa Colibrí, se vieron amenazados en el parque central del municipio de Xenacoj por un grupo de aproximadamente 50 personas, que vestían túnicas y ropas de color negro, pasamontañas o máscaras y quienes portaban armas de fuego tipo rifles y armas corto contundentes, tipo machete.  Estas personas se acercaron y rodearon a nuestras compañeras y compañero, dirigiendo palabras intimidatorias e inmediatamente amenazaron con un machete a una persona local que intervino para evitar la intención de agresión del grupo, mientras dijeron que los activistas no eran bienvenidos en dicho municipio.

Este hecho ocurrió mientras los artistas se trasladaban hacia las instalaciones de Casa Colibrí, que amablemente ofreció dar hospedaje para los artistas, decidiendo cambiar así el lugar de hospedaje al inicialmente ofrecido por los organizadores del evento.

Ante la agresión y eminente riesgo para la vida de varios miembros de este colectivo, se procedió a contactar a organismos de derechos humanos, medios de comunicación y gente de confianza para denunciar el hecho y solicitar apoyo.

Por los cambios suscitados en el lugar de hospedaje y el shock de lo vivido, una parte del grupo  asumió que  nuestros compañeros Sara, Laura, Ixmucané y Marcos habían sido agredidos en dicho hotel, y dio una primera  versión de lo ocurrido, que además fue denunciada públicamente, cosa que fue corroborada horas más tarde y se solicitó a los medios que cubrieron el hecho que ampliaran lo inicialmente dicho sobre el lugar de la agresión ya que en medio de la confusión se dio por hecho que quienes se quedaron en el municipio de Xenacoj estarían en su hotel.

Sin embargo, estos hechos violentos de persecución, intimidación y de amenaza directa, tanto verbal y con armas, nos colocó en una posición vulnerable y de alto riesgo, en dónde nuestra vida y seguridad fueron afectadas.

Esta situación no es fácil para nosotros, que amamos el arte y la vida. Nos encontramos en un estado emocional sensible y resultado de esto nosotros hemos puesto denuncias penales y legales pues consideramos importante que la justicia prevalezca y que hechos como este no permanezcan en la impunidad.

  • Lamentamos que se nos re victimice, difame y se minimice un hecho contra nuestra integridad personal en medio de esta situación.
  • Repudiamos la presencia de grupos armados civiles que recurren a la persecución, intimidación y criminalización hacia los artistas, periodistas y defensores de derechos humanos que promueven el derecho a la vida y la libertad, en las comunidades.
  • Exigimos que se investigue este acontecimiento violento que puso en riesgo la vida de nuestras compañeras y compañeros, ya que estos hechos violentos e intimidatorios se suman a las múltiples agresiones que enfrentan muchos defensores de la vida, el agua, el territorio y de los derechos humanos.
  • La seguridad y organización comunitaria es con justicia, dialogo, consenso y respeto, no con armas, ese jamás ha sido el espíritu de la autoridad comunitaria. Estas prácticas nos colocan frente a la sociedad como sujetos violentos, acorde a la visión racista y hegemónica que nos ha juzgado siempre.

Seguiremos insistiendo en construir con Arte, Conciencia y Resistencia.  ¡No silenciaran el arte, ni la vida!

FIRMAMOS

Ana Lucía Ixchíu Hernández

Sara Curruchich Cumez

Laura Gabriela Penados Díaz

Ixmucané Choy

Marco Antonio Hernández Arévalo

Carlos Ernesto Cano

Andrea Isabel Ixchíu Hernández

Xun Ciin Ceto Morales

María Gabriela Ixchíu Hernández

Linda Bac

Susana Tipaz

Xib Ach Wel Ixmucane Ceto Morales

Festivales Solidarios

Iximulew, Guatemala 19 de abril del 2016.

photo519697859385337926


índic6e

índirweceíndqeiceíndicwree

El Memorial de los Pueblos

“No somos criminales somos defensores de los ríos y las montañas”

Su excelencia Jimmy Morales, Presidente de la República de Guatemala

CC.

Dr. Arnulfo Rafael Rojas Cetina, Presidente del Organismo Judicial

Licda. Thelma Aldana, Fiscal General del Ministerio Publico.

Lic. Jorge De León Duque, Procurador de los Derechos Humanos en Guatemala.

Sr. Michel Forst, Relator Especial de la ONU sobre la situación de los Defensores de Derechos Humanos

Sra. Victoria Lucia Tauli-Corpuz, Relatora de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

Sra. Rose-Marie Belle Antoine, Relatora Especial sobre los derechos de los Pueblos Indígenas de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos.

 

Las personas que firmamos somos representantes de organizaciones sociales, instituciones, autoridades, personalidades y pueblos en general.

Queremos expresar nuestra profunda preocupación ante las sistemáticas violaciones a nuestros derechos fundamentales, como consecuencia de la implementación del modelo extractivista en nuestros territorios, la imposición de proyectos mineros, hidroeléctricas, petróleo, monocultivos, entre otros; todo sin el consentimiento y sin consulta previa a nuestros pueblos. Este momento histórico se debe considerar como el nuevo despojo en nombre del falso desarrollo.

En Guatemala, desde el año 2005 haciendo uso de nuestros mecanismos de participación y toma de decisiones, venimos expresando nuestras demandas de manera pacífica y democrática a través consultas de buena fe.[1] Este derechos es plenamente reconocido en convenios internacionales como el 169 de la OIT, el Pacto Internacional de derechos Civiles y Políticos de la Declaración de Naciones Unidas sobre Derechos de los Pueblos Indígenas: sin embargo; el Estado de Guatemala en lugar de asumir con responsabilidad la implementación de los instrumentos internacionales en materia de derechos de los pueblos indígenas , ha optado por la judicialización de las luchas legitimas de los pueblos como estrategia para intimidar, dividir y enfrentar a nuestras comunidades.

Nos indigna profundamente la desestabilización social de la empresa Hidro Santa Cruz, Proyectos de Desarrollo Hídricos S.A., y empresa Cinco M S.A. Que en complicidad con los gobiernos de turno han generado en nuestros territorios, desde el 2010 hasta la fecha, especialmente en la zona norte de Huehuetenango. Esta Crisis ha provocado muertes, detenciones ilegales, represión y militarización. Se han asesinado a nuestros hermanos mayas Q’anjob’ales Daniel Pedro Mateo y Andrés Pedro Miguel. Así como la detención arbitraria de nuestros compañeros Ermitaño López, Adalberto Villatoro, Francisco Juan, Arturo Pablo, Domingo Baltazar y Rigoberto Juárez, líderes comunitarios de Barillas, Santa Eulalia y San Mateo Ixtatán de Huehuetenango.

Nos preocupa también la sistemática violación al debido proceso por parte del Sistema de Justicia en Guatemala en relación a los presos políticos. El Ministerio Publico, específicamente la Fiscalía de Sección de Derechos Humanos , utiliza un documento elaborado por la empresa Hidro Santa Cruz , denominado “Estructural Criminal, Conflicto Social Huehuetenango” para criminalizar. En dicho documento se señala a los líderes comunitarios Ermitaño López, Adalberto Villatoro, Francisco Juan, Arturo Pablo, Domingo Baltazar y Rigoberto Juárez, como parte de la red criminal en la zona norte de Huehuetenango. Preocupa de igual manera la utilización del delito de Plagio o Secuestro en contra de defensores de derechos humanos, con lo cual han logrado el objetivo de mantener por tiempo indefinido a los líderes comunitarios en prisión preventiva, impidiendo su trabajo a favor de los derechos de las comunidades; a esto se suma la estrategia de suspensión permanente de audiencias que ha prolongado por más de un año la prisión de los líderes, aun cuando se está en las primeras fases de los procesos. No quisiéramos pensar que en Guatemala se está utilizando la denominada doctrina del Derecho Penal del Enemigo en contra de los pueblos indígenas que luchan por la defensa de sus derechos fundamentales.

Ante esta situación, los pueblos que hemos participado en más de 80 Consultas Comunitarias de buena fe desde 2005 hasta la fecha, organizaciones sociales, instituciones propias de nuestros pueblos, personalidades y la solidaridad internacional demandamos:

 

Libertad pronta para los presos políticos Ermitaño López, Adalberto Villatoro, Arturo Pablo, Francisco Juan, Domingo Baltazar, Rigoberto Juárez y Mynor López; asegurando la justicia y el debido proceso, establecido por leyes nacionales y estándares internacionales.

Protección a los defensores y defensoras de derechos humanos, líderes y lideresas comunitarias de acciones violentas, hostigamientos, intimidaciones y amenazas por parte del Estado de Guatemala y empresas extractivistas.

Respetar las decisiones de los pueblos emitidos en 80 consultas de buena fe; así como a los derechos fundamentales de los pueblos indígenas de acuerdo a las obligaciones internacionales del Estado en materia de derechos humanos, como la libre determinación de los pueblos, el derecho a la consulta, territorio y organización propia.

La anulación de las licencias mineras, hidroeléctricas, y petroleras autorizadas en nuestros territorios sin consulta a nuestros pueblos, puesto que esa condición las hace arbitrarias, y por tanto, la causa principal de la conflictividad social en nuestras comunidades.

Guatemala, abril 2016.

[1] Consejo de pueblos mayas CPO.


DSC_0576

Por Nelton Rivera.

“Los militares sabían lo que hicieron, sabían de la existencia de los planes, de todos estos planes que hicieron como estrategia para poder destruir a la población, de antemano lo sabíamos, porque de alguna manera el ejército específicamente Oscar Mejía Víctores desde 1983 siempre lo negó, siempre nos negó a los familiares la existencia de información.

Él nos dijo aquí no es Chile, no es Argentina, no es Perú, no es Bolivia, para tener películas ni mucho menos libros, haciendo referencia a otros documentos desclasificados en Sudamérica. Con esto demostramos los familiares de los detenidos desaparecidos que la verdad que siempre la hemos dicho sobre el señalamiento que los hechores intelectuales y materiales siempre han sido los ellos, los militares.”

El ejército de Guatemala  no ha desclasificado sus archivos militares, durante décadas ha negado la existencia de documentos que detallen las operaciones militares contrainsurgentes de los años de 1960 a 1996 que comprenden 36 años de guerra. Fue en 1997 cuando apareció el Plan de Campaña “Victoria 82”, sustraído de forma clandestina del ejército, este documento los utilizó la Comisión del Esclarecimiento Histórico para la elaboración del informe “Guatemala Nunca Más.”

El plan de Operaciones “Sofía” contiene las comunicaciones internas del ejército durante las operaciones realizadas en la región Ixil en el departamento del Quiche durante los primeros años de la década de los 80.  Como un paso previo para materializar el Plan de Campaña Victoria 82, y el Plan de Campaña “Firmeza 83”. En la ejecución de los mismos estuvieron los oficiales: mayor Arango Barrios y el mayor Otto Pérez Molina.[2]

Los documentos secuestrados por el Tribunal de Mayor Riesgo B en marzo de 2016, 19 años después del aparecimiento de los primeros planes son el Plan de Campaña Firmeza 83- 1, Plan de Campaña Reencuentro Institucional 84, Plan de Campaña Estabilidad 85, Plan de Campaña Consolidación 86,  Plan de Campaña Fortaleza 87, Plan de Campaña Unidad 88, Plan de Campaña Institución 89 y el Plan de Campaña Avance 90.

Para los familiares de las personas detenidas desaparecidas estos documentos pueden dar más elementos para esclarecer la actuación del ejército implicado en delitos de lesa humanidad y Genocidio, información que podría servir para esclarecer la verdad, estos planes comprenden los regímenes del general José Efraín Ríos Montt, Oscar Humberto Mejía Víctores y Marco Vinicio Cerezo Arévalo. Estos planes fueron secuestrados por un juez en Guatemala para incorporarlos dentro de la investigación del Caso Diario Militar, un documento del ejército en el que se documentó la detención y desaparición forzada de 182 guerrilleros de distintas organizaciones entre los años 1983 y 1984.

DSC_0565
DSC_0578
DSC_0642

La audiencia del caso Diario Militar  

El secuestro se realizó el día 9 de marzo 2016 en una diligencia realizada por el juez del Tribunal de Mayor Riesgo B en las instalaciones del Estado Mayor de la Defensa en la zona 10 de la ciudad de Guatemala.

Como era de esperarse, el ejército intento que el juez no realizara la diligencia, varios abogados del ejército se presentaron argumentando que los planes eran documentos “secretos”, que de por medio estaba la seguridad nacional, pero finalmente no pudieron retenerlos.

Previo a que el Tribunal de Mayor Riesgo B presidido por el juez Miguel Ángel Gálvez realizara la audiencia del día 31 de marzo 2016 los querellantes del proceso conocido como Caso del Diario Militar no tenían la seguridad que esta audiencia se realizara.

Finalmente la audiencia comenzó a las 11 de la mañana en la Torre de Tribunales, para Mario Polanco director del Grupo de Apoyo Mutuo GAM esta es una audiencia histórica, por tener a la mano la continuidad de los planes militares que permanecieron ocultos, hasta que el Juez Gálvez realizó el secuestro de ocho planes de campaña del ejército que comprenden el período de 1983 a 1990.

Estos planes fueron incorporados al proceso del Caso Diario Militar “José Miguel Gudiel Álvarez” contra el Estado de Guatemala, en la audiencia estuvo presente el Ministerio Público –MP-, la representación del GAM, de la Asociación de Familiares de Detenidos Desparecidos de Guatemala –FAMDEGUA- y la Asociación Verdad y Justicia AVEJA quienes actúan como querellantes en este caso, la audiencia finalizó a las 5 de la tarde.

Aura Elena Farfán

“Este es un momento histórico, este momento es de gran trascendencia para nosotros como familiares de las personas detenidas desaparecidas, especialmente para las familias de los casos del Diario Militar. Para todos en general, por los más de 45 mil guatemaltecos y guatemaltecas, niños y niñas que años atrás los capturaron y los desaparecieron.

Para mí ha significado una mezcla de sentimientos, de saber de lo que fueron capaz, o de lo que es capaz el ejército de elaborar esos planes para destruir a la población, solo porque creían o pensaban que ellos eran el enemigo interno.  Para mí es bastante significativo y espero que no solo sirva para el caso del Diario Militar sino para todos los procesos por las violaciones que se dio en el Conflicto Armado Interno, específicamente con las masacres con la tierra arrasada en Guatemala.”

Mario Polanco

“hoy es un día histórico porque por fin las asociaciones de víctimas estamos teniendo acceso a la información que el Ministerio de la Defensa de Guatemala había dicho reiteradamente que no existía, que no la tenían, o que había sido destruida. Esperamos analizar la información para trabajar activamente en beneficio de la justicia, en favor de que los violadores de los derechos humanos vayan a prisión, esperamos que aporten información valiosa los documentos, esperaremos a conocer el contenido pero es un paso trascendental la que vivimos hoy.

El caso sigue abierto, estamos querellados dentro del caso Diario Militar, seguiremos recopilando pruebas para poder individualizar las responsabilidades y eventualmente poder emitir ordenes de aprensión.”

 

Para saber más sobre el caso del Diario Militar puede visitar: Guatemala: el Diario Militar una historia de desapariones y muerte 

 

DSC_0454
DSC_0482
DSC_0486
DSC_0606
DSC_0679
DSC_0681

[1] Entrevista a Aura Elena Farfán directora de la FAMDEGUA. Audiencia presentación de Planes de Campaña militar de 1983 a 1990. Tribunal de Mayor Riesgo B. 31 de marzo 2016.

[2] Albedrio. Plan Sofía y Victoria 82. ¿Prueba o farsa?. Andrea Orozco. 10 de mayo 2010.http://www.albedrio.org/htm/noticias/lh100510.htm